CONOCER SANT JOSEP DE SA TALAIA

Gran diversidad en toda su extensión

 

     Está situado al sur de la isla, limita con los municipios de Eivissa y el de Sant Antoni de Portamany. Es el municipio más extenso de Ibiza puesto que ocupa 159 km2 y comprende, además del pueblo del mismo nombre, Sant Agustí des Vedrà, Es Cubells, Sant Jordi de ses Salines y Sant Francesc de s’Estany. En esta superficie, Sant Josep de sa Talaia, alberga y ofrece un total de 32 playas y 80 km de costa plagada de acantilados e islotes como es Vedrà, es Vedranell, sa Conillera, s'Espartà, s'Illa des Bosc o ses Bledes.

     El paisaje de este municipio es muy bello, especialmente en los dos espacios naturales protegidos, el parques natural de Ses Salines (desde 1995) y la reserva natural d'es Vedrà, es Vedranell y los islotes de Poniente en los que la naturaleza se mantiene en estado puro.

     El monte más alto de la isla, sa Talaia, tiene 475 metros de altura, desde allí puede contemplarse una de las mejores panorámicas de la isla. Además, este municipio, ofrece rutas muy atractivas por sus espacios naturales, que incluye torres defensivas situadas en enclaves mágicos y ofrece una amplia oferta historica. Los yacimientos arqueológicos del asentamiento punicoromano de ses Païsses de Cala d'Hort (establecimiento rural del siglo V aC) y el poblado fenicio de Sa Caleta(siglo VII aC) son restos históricos de las primeras civilizaciones de la isla.

Sant Josep de sa Talaia
     En Sant Josep de sa Talaia, por su situación céntrica, se sitúa la sede del Ayuntamiento. Cuenta también con una gran variedad de restaurantes donde poder probar y disfrutar a orillas del mar o en el interior de toda la gastronomía típica de la isla. En el núcleo urbano, cabe destaca la iglesia parroquial del siglo XVIII con una fachada y unos porches exteriores de gran belleza. Existen viviendas repartidas por todo el territorio, muchas de ellas casas payesas de gran antigüedad, que conforman un paisaje todavía muy parecido al de la Eivissa tradicional.
     De los paisajes interiores, es el más abrupto de toda Eivissa, con la presencia de las principales elevaciones de la isla; destacando la vista ponarámica que existe desde sa Talaia, el monte más alto de ibiza con 475 metros y el Puig Gros, de 419 metros de altura, situado en Benimussa. De la costa hay que señalar cala Carbó y cala Molí, pequeños rincones poco transformados y cala Vedella, muy cambiada por la urbanización pero con una playa de gran calidad.
Sant Agustí des Vedrà
     Sant Agustí es uno de los pueblos mejor conservados de la isla. Ningún elemento parece romper con la sencilla y bella arquitectura de la pequeña aldea, situada sobre un cerro, con su casa parroquial en la parte trasera de la iglesia, la torre de piedra que hay al fondo y las casas payesas que rodean la plaza, así como pozos antiguos, aljibes y abundancia de construcciones en piedra seca que podemos encontrar repartidas por todo el interior de este pueblo. Desde la colina se divisan los campos del entorno, famosos por albergar vides que producen un vino tinto casero y afrutado, de excelente calidad.
     Buena parte de este territorio, corresponde con la prolongación hacia el oeste de la llanura de Portmany, y una buena parte de su larga línea de costa es la mitad sur de la bahía del mismo nombre. Por este motivo las relaciones de los habitantes de esta zona se dirigen más hacia Sant Antoni de Portmany que hacia Sant Jopsep de sa Talaia. En las proximidades existen, además, numerosas playas vírgenes, como Platges de Comte o Cala Bassa donde encontramos también una torre de defensa costera.
     La mayoría de la población vive en la zona de Cala de Bou y Port des Torrent, cerca de la costa, en las que destacan unas amplias playas de gran valor paisajístico y también turístico y aunque sus alrededores se han urbanizado, las playas siguen siendo de gran calidad como cala Tarida. Por último hay que destacar el gran valor natural y paisajístico que tienen el conjunto de islotes denominados de Ponent, y que incluye sa Conillera (cerrando la bahía de Portmany), la isla des Bosc, s’Espartar y ses Bledes.
Es Cubells
     Es Cubells es uno de los pueblos más diminutos de la isla, con un núcleo urbano formado por la iglesia y dos bares. Posee un encanto especial, ya que nos encontramos, en diversos puntos, con imponentes acantilados, al tiempo que diversas torrenteras, bien profundas, desembocan al mar formando pequeñas calas de gran belleza. Es Cubells es el pueblo que se corresponde con la parroquia de la Mare de Déu del Carme, creada en el año 1933 con tierras que antes eran de Sant Josep de sa Talaia.
     Cabe destacar los paisajes costeros, desde los que se puede contemplar los imponentes islotes de es Vedrà y es Vedranell ya sea desde los alrededores de la propia iglesia, desde la zona del cap Llentrisca, desde el puig des Savinar o desde cala d’Hort. En el puig des Savinar hay también una torre de defensa costera, probablemente del siglo XVII, además bajo ella se encuentra el "Atlantis", una antigua cantera Fenícia llena de esculturas. El pueblo, además, es un buen punto de partida para visitar el Parque Natural de Cala d'Hort.
Sant Jordi de ses Salines
     Está situado muy cerca de la zona turística de Platja d’en Bossa y de la ciudad de Ibiza, por este motivo, Sant Jordi de Ses Salines, ha experimentado un gran desarrollo urbanístico los últimos decenios. Resulta imprescindible visitar su majestuosa iglesia fortificada, rodeada por un patio lleno de flores y palmeras.
     El pueblo posee varios comercios y restaurantes, así como un centro comercial y al estar situado muy cerca del Parque Natural de Ses Salines ofrece numerosas playas vírgenes donde disfrutar del mar, como Es Codolar, Sa Sal Rossa, Ses Salines o Es Cavallet. A la salida del pueblo, hay un hipódromo en el que los sábados se celebra un mercadillo popular, con objetos de segunda mano y algo de artesanía y ropa. Este pueblo se caracteriza por poseer el aeropuerto de Ibiza, en donde cada año pasan por sus dependencias más de cinco millones de personas.
Sant Francesc de s'Estany
     Los estanques salineros son su principal señal de identidad, una explotación todavía en activo de una gran importancia ambiental (es un parque natural), paisajística, histórica e incluso cultural y simbólica para el conjunto de las Pitiüses.
     El pueblo de Sant Francesc, cuenta con dos pequeñas iglesias de gran belleza, la parroquia de Sant Francesc de s’Estany y la dedicada a Sant Carles en el lugar conocido como la Revista. También hay dos torres de defensa costeras, el pintoresco puerto salinero de sa Canal y el yacimiento arqueológico de sa Caleta, lugar donde probablemente hubo la primera ciudad fenícia de las Pitiüses (fundada en el siglo VII a.C.), declarrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Playa d´es Cavallet, Ibiza (Sant Francesc de s'Estany)
     Situada en el privilegiado entorno del Parque Natural de ses Salines. Es una de las playas nudistas más conocidas y pioneras en España de esta práctica. De estructura abierta y larga, está rodeada de dunas y abundante vegetación autóctona. Paseando por ella, encontrará rincones inmejorables para tomar el sol y bañarse en sus cristalinas aguas. No deje de visitar la Torre de ses Portes, al final de la playa.

Dimensiones
: 1.100 m. de longitud y 30 a 40 m. de anchura

Orientación: Este.

Sustrato: Arena fina natural de color claro.

Fondo marino: Arena con alguna zona rocosa.

Entorno: Natural.

Localización: A 9 Km. de Eivissa dirección Ses Salines.
Playa de Ses Salines, Ibiza (Sant Jordi de ses Salines)
     Playa de moda y sitio de encuentro de famosos. Forma parte del Parque Natural de ses Salines, un área fuertemente protegida por su elevado valor ecológico. Abierta y de considerable longitud, se encuentra rodeada de frondosos bosques de sabinas y pinos. Es muy popular por la transparencia de sus aguas, la gran variedad de servicios que ofrece y su proximidad a la ciudad de Eivissa. Una visita ineludible.

Dimensiones: 1.500 m. de longitud y 25 a 30 m. de anchura

Orientación: Sur.

Sustrato: Arena fina natural decolor claro.

Fondo marino: Arena. Escasa profundidad con suave aumento gradual

Entorno: Natural.

Localización: A 9 Km. de Eivissa dirección Sur.
Playa des Codolar, Ibiza (Sant Jordi de ses Salines)
Sa Caleta, Ibiza (Sant Josep de sa Talaia)
     Familiar cala de pescadores de reducidas dimensiones donde predominan las casetas de varadero. Cerrada y muy protegida de vientos y oleaje, es un lugar muy frecuentado por los ibicencos que gustan de pasar allí los dias de fiesta soleados, bañandose entre amigos y familiares en sus cristalinas aguas. Puede completar la excursión visitando los restos del cercano Poblado Fenicio de sa Caleta, del siglo VII a.C. y declarado Patrimonio de la Humanidad.

Dimensiones: 180 m. de longitud y m. de anchura

Orientación: Sureste.

Sustrato: Rocas.

Fondo marino: Rocoso.

Entorno: Natural.

Localización: A 9 Km. de Sant Josep dirección sur.
Es Bol Nou, Ibiza (Sant Josep de sa Talaia)
     Rodeada de pequeños acantilados formados por rocas arcillosas de tono anaranjado, esta pequeña cala destaca por su ambiente familiar y tranquilo. Sus aguas cristalinas de poca profundidad permiten adentrarse bastantes metros a pié. Singularmente podrá observar como algunos bañistas aprovechan para darse un tonificante baño de arcilla que extraen mojando con agua de mar la superficie del talud.

Dimensiones: 70 m. de longitud y 15 m. de anchura

Orientación: Sureste.

Composición: Arena fina natural de color tostado.

Fondo marino: Arena. Zonas de algas.

Entorno: Natural.

Localización: A 9 Km. de Sant Josep.
Cala des Jondal, Ibiza (Sant Josep de sa Talaia)
     Situada en el interior de una amplia bahía que mira hacia el Sur, Cala Jondal se encuentra entre las de mayor popularidad por la belleza de su entorno y dispone de multitud de servicios que hacen las delicias de los que optan por acudir a ella. La playa tiene una parte cubierta por cantos rodados, sobre los que se ha dispuesto unas pasarelas de madera que facilitan el acceso al agua. Poco masificada.

Dimensiones: 300 m. de longitud y 20 m. de anchura

Orientación: Sur suroeste.

Composición: Cantos rodados y arena procedente de los fondos marinos cercanos.Formaciones rocosas.

Fondo marino: Cantos rodados y arena fina. Poca profundidad.

Entorno: Natural, agrícola.

Localización: A 10 Km. de Sant Josep y a 12 km de Eivissa dirección Porroig.
Cala Es Xarcó, Ibiza (Sant Josep de sa Talaia)
     Rincón marinero de pequeñas dimensiones formado por una calita cerrada de escasa anchura. La proximidad de la desembocadura de un torrente ha favorecido la proliferación, a su alrededor, de un frondoso bosque de vegetación autóctona. Un lugar poco conocido e idóneo para el buceo de superficie, que cuenta con un chiringuito donde refrescarse y comer algo.

Dimensiones: 100 m. de longitud y 15 m. de anchura

Orientación: Sur.

Composición: Arena fina natural de color claro con predominación de bolos.

Fondo marino: Arenoso alternando con algunas rocas,con una suave pendiente.

Entorno: Natural.

Localización: A 9 Km. de Sant Josep y a 13,5 km de Eivissa dirección Porroig.
Calas de Es Cubells, Ibiza (Sant Josep de sa Talaia)
     Situada al pié de los impresionantes acantilados característicos de esta zona, está formada por tres pequeñas calas (Ses Bosques, Llentrisca y es Torrent) separadas por formaciones rocosas. Cubierta por un manto de cantos rodados, sus aguas cristalinas invitan al baño y sus rocosos fondos marinos esconden infinitos rincones por explorar, ideales para los aficionados al buceo.

Dimensiones: 300 m. de longitud y 10 m. de anchura

Orientación: Sur.

Sustrato: Cantos rodados de tamaño medio y gravas naturales de color tostado.

Fondo marino: Arena, rocas y grava. Zonas de gran profundidad.

Entorno: Natural.

Localización: A 15 Km. de Sant Josep dirección sur y a 25 km de Eivissa dirección suroeste.
Cala d'Hort, Ibiza (Sant Josep de sa Talaia)
     Magnífica playa de arena blanca y aguas transparentes, protegida por escarpados acantilados y desde la que podrá disfrutar del espectáculo que ofrece la impresionante silueta de los islotes de es Vedrá y es Vedranell. Aproveche la visita para contemplar una inolvidable puesta de sol en este mágico lugar, del que se cuentan extraordinarias leyendas.

Dimensiones: 200 m. de longitud y m. de anchura

Orientación: Suroeste.

Composición: Arena natural de grado medio y color claro.

Fondo marino: Arena con algunas zonas rocosas. Poca profundidad y pendiente suave.

Entorno: Natural.

Localización: A 9 Km.de Sant Josep y a 22 km de Eivissa dirección suroeste.
Cala Carbó, Ibiza (Sant Josep de sa Talaia)
     Pequeña calita, muy protegida, rodeada de bosques de pinos. Tranquila y familiar, es muy apropiada para ir acompañado de niños y disfrutar de la gastronomía popular en los dos chiringuitos existentes. Aproveche para darse un relajante masaje a la orilla del mar.

Dimensiones: 60 m. de longitud y 50 m. de anchura

Orientación: Oeste.

Composición: Arena natural de grano grueso y color claro.

Fondo marino: Arena, cantos rodados y zonas de algas. Poca profundidad y desnivel muy suave.

Entorno: Natural, residencial.

Localización: A 8 Km. de Sant Josep y a 23 km de Eivissa dirección suroeste.
Cala Vedella, Ibiza (Sant Josep de sa Talaia)
     Uno de los aspectos más destacados de esta playa es la amplia gama de servicios, restaurantes, bares y tiendas que ofrece, además de múltiples posibilidades de practicar deportes náuticos. Una auténtica piscina natural de aguas cristalinas, muy popular y familiar, en la que disfrutar de un perfecto día de playa.

Dimensiones: 260 m. de longitud y 50 a 80 m. de anchura

Orientación: Oeste.

Sustrato: Arena natural de grano fino.

Fondo marino: Arena con algunas zonas rocosas y vegetación submarina. Escasa profundidad con desnivel suave.

Entorno: Natural, residencial,turístico.

Localización: A 8 Km. de Sant Josep y a 23 km de Eivissa dirección suroeste.
Cala Molí, Ibiza (Sant Josep de sa Talaia)
     Rodeada de bosques de pinos y vegetación mediterránea. Desde esta pequeña cala y desde los acantilados próximos, se disfruta de unas vistas inmejorables del islote de s'Espartar y a la costa oeste de la isla. Un lugar tranquilo para darse un baño y relajarse.

Dimensiones: 75 m de longitud y 35 m de anchura.

Orientación: oeste, noroeste

Composición: arena gruesa natural.

Fondo marino: alternancia de arena, cantos rodados, rocas y vegetación submarina. Profundidad moderada y suave desnivel.

Entorno: natural; residencial; turístico.

Localización: a 7 km de Sant Josep y a 24 km de Eivissa direccion oeste.
Cala Tarida, Ibiza (Sant Josep de sa Talaia)
     Muy turística, con infinidad de servicios y alternativas de entretenimiento, además de hoteles, restaurantes y chiringuitos, donde podrá alojarse al borde del mar o disfrutar de la exquisita gastronomía local en un entorno único. Es una playa de gran extensión y seguridad para el baño, perfecta para la práctica de deportes náuticos.

Dimensiones: 260 m. de longitud y 40 m. de anchura

Orientación: Suroeste.

Sustrato: Arena fina natural de color claro.

Fondo marino: Arena, escasa profundidad y pendiente suave.

Entorno: Residencial turístico.

Localización: A 6 Km. de Sant Josep.
Cala Codolar, Ibiza (Sant Josep de sa Talaia)
     Pequeña y tranquila playa, orientada a poniente. Se encuentra situada en una ensenada,protegida del viento y el oleaje. Si desea comer o refrescarse, dispone de un chiringuito y un restaurante donde podrá degustar sabrosos platos de la gastronomía local.

Dimensiones: 70 m. de longitud y 40 m. de anchura

Orientación: Suroeste.

Composición:Arena natural de grado medio.

Fondo marino: Arena con algunas zonas rocosas y algas. Profundidad media alrededor de los 3 m.

Entorno: Residencial.

Localización: A 7,5 Km. de Sant Josep dirección oeste.
Cala Comta, Ibiza (Sant Josep de sa Talaia)
     Grupo formado por varias calitas, emplazadas en un entorno natural de extraordinaria belleza. Podrá contemplar el colorido espectáculo del sol al atardecer con las pequeñas islas de S´Espartar, des Bosc y Sa Conillera como silenciosos testigos. La combinación del brillo de la arena y el reflejo del sol sobre sus aguas de color turquesa, convierten a este lugar en un auténtico paraíso en cualquier época del año.

Dimensiones: 600 m de longitud y 30 m de anchura

Orientación: Oeste.

Sustrato: Arena fina de color tostado y plataformas rocosas

Fondo marino: Arena en su mayor extensión, combinando con áreas de rocas. Profundidad reducida a media.

Entorno: Natural.

Localización: A 9 Km. de Sant Josep direccion noroeste..
Cala Bassa, Ibiza (Sant Josep de sa Talaia)
     Una autética piscina natural, considerada como una de las playas mas bonitas de la isla por la transparencia de sus aguas, la calidad de su arena y el frondoso bosque de sabinas, pinos y tamarindos que la rodea, entre los que encontrará numerosos rincones donde sestear a la sombra en las horas que más aprieta el calor. Es muy recomendable la excursión en barca desde Sant Antoni, que nos deja a pie de playa.

Dimensiones: 250 m. de longitud y 35 m. de anchura

Orientación: Noroeste. Protegida de los vientos estivales

Sustrato: Arena fina natural de color dorado suave.

Fondo marino: Arena, con algunas zonas de rocas y algas. Profundidad reducida con desnivel de suave progresión

Entorno: Natural.

Localización: a 8 Km. de Sant Josep dirección noroeste.
Port des Torrents, Ibiza (Sant Agustí des Vedrà)
     Situado al principio de la bahía de Sant Antoni, este hermoso arenal recibe su nombre por haberse generado en la desembocadura de un torrente, un puerto natural alrededor del cual se ha ido desarrollando una amplia zona residencial y turística. Cuenta con gran variedad de servicios de todo tipo y por ello muchos residentes la eligen para darse un refrescante baño y degustar algún plato de la gastronomía local en sus restaurantes.

Dimensiones: 100 m. de longitud y 50 m. de anchura

Orientación: Noroeste.

Sustrato: Arena fina natural de color tostado.

Fondo marino: Arena con algunas rocas en los márgenes. Profundidad moderada.

Entorno: Residencial turístico.

Localización: En la bahia de Sant Antoni, A 4,5 km. del centro de Sant Antoni dirrección oeste.
Platja de Xinxó, Ibiza (Sant Agustí des Vedrà)
Platja de Pinet, Ibiza (Sant Agustí des Vedrà)
Platja de Serral, Ibiza (Sant Agustí des Vedrà)
Platja de s'Estanyol, Ibiza (Sant Agustí des Vedrà)

Sant Josep de sa Talaia
     Las obras empezaran el año 1727 y se desarrollaron hasta el 23 de junio de 1731 y cuatro años después, en 1735, se instaló el retablo dedicado a Sant Josep. El mencionado retablo fue incendiado, durante la guerra civi,l en el año 1936 y se salvó únicamente la talla barroca del santo. Posteriormente, el año 1958, se repuso con una réplica exacta. Al edificio se entra por un porche de tres arcos y se compone de una única nave principal de planta rectangular en la cual destaca la capilla Fonda o capilla del Roser, que se encuentra en primer lugar por el lado de ponente.
     Todavía se conservan en su interior ciertas obras artísticas de interés, como es el caso del púlpito de madera decorado por José Sánchez Ocaña en 1763 con representaciones de los misterios. Se atribuyen al mismo artista las imágenes pintadas hacia el año 1761 de la Divina Pastora y de la Virgen en los dos óvalos que hay a la entrada de la capilla Fonda.
Sant Agustí des vedrà
     Es una única nave central con dos capillas más profundas y otras laterales. Las dos capillas que están situadas a ambos lados del altar mayor estan dedicadas una al Santo Cristo y la otra a la Virgen María del Rosario. Fue construida en piedra de arenisca unidas con mortero de cal y tiene unas medidas de 15,8x5,2x7 metros. Del exterior destacan los contrafuertes en piedra que la hace mas dura, las capillas laterales que le hacen perder la uniformidad y la cerencia de un porche en la entrada. No hay constancia de cuando se construyó el campanario ni de la instalación de la campana.
     La iglesia presenta una curiosidad: es la única orientada hacia el Oeste, en lugar de hacia el Sur. La causa es que dos familias de disputaron el honor de que la iglesia fuera levantada en su terreno. Al final, se tomó la decisión salomónica de construir el templo en la frontera de los dos terrenos, mirando de frente a los hogares de los propietarios del suelo.

     Se creó por decreto del Obispo de Ibiza Manuel Abad y Lasierra en 1785 pero el hecho anteriormente mencionado produjo que se demorara el comienzo de la construcción hasta 1791. En 1806 tuvo lugar la bendición del altar mayor y del presbiterio, sin que estuviera acabado del todo el templo. Los trabajos duraron hasta 1819 en que fue acabada y durante el tiempo que duró en la construcción de la actual iglesia los oficios religiosos se celebraban en Can Pere Rafal.
Mare de Deu del Carmen (Es Cubells)
     Esta iglesia está dedicada a la Madre de Dios del Carmen, consta de una nave única con unas pequeñas capillas laterales. Posteriormente se la añadieron las dependencias parroquiales y el porche trasero. El edificio tiene unas medidas de 22x10x10 metros y destacan los contrafuertes inclinados exteriores, de piedra vistas de arenisca con mortero de cal. Fue inagurada en 1864 (como capilla) y pudo construirse gracias al impulso del religioso carmelita Francesc Palau, que conserva un papel importante en la historia de la isla, al pasar largos periodos viviendo como un
ermitaño en el islote de es Vedrà. Este religioso, creo una capilla en su casa y en 1867 se vio que habia necesidad de construir un oratorio público, de este modo, la capilla privada original pasaría con el tiempo a convertirse en la actual iglesia. La antigua capilla se convirtió provisionalmente en templo parroquial el año 1933 y definitivamente en parroquia el año 1940. En 1957 se construyó el actual edificio obra del arquitecto Rafael Llabrés, cuyas obras fueron dirigidas por el maestro Joan Tur Palau “Fita”.

     La imagen titular de la Virgen María del Carme fue bendecida el 16 de julio de 1941. El sagrario de madera cortada que se puso el 1958 es obra de Román y Salvador, como también el altar de madera que hay debajo la imagen. Las dos capillas que tiene este templo a ambos lados del presbiterio pertenecen a la antigua ermita y están dedicadas una al Santo Cristo y a La Dolorosa, y la otra al Corazón de Jesús.
Sant Jordi de ses Salines
     Se cree que entre los siglos XIV y XV hubo una capilla dedicada a Sant Jordi y que la iglesia ya existía antes del año 1577 y después la sustituyó otra más pequeña. Se trata de un templo del tipo fortificado, su uso principal era para albergar a los trabajadores de ses Salines dedicados a la extracción de sal durante los ataques de los piratas. Las capillas proceden del siglo XVIII, época en la cual ya no era tan necesario conservar el aspecto defensivo. En el siglo XIX el interior del templo se reformó notablemente. Ya en 1990 se instaló el retablo del altar mayor que está configurado por fragmentos de diversa procedencia.
     Fue declara como parroquia en 1785 por el obispo Manuel Abad y Lasierra. De su arquitectura destaca los muros maestros oblicuos y las almenas de la parte superior, que acentúa aún más su carácter de fortaleza. El edificio actual es una sola nave central de 18'5x7'7x8'5 metros y dispone de cuatro capillas laterales abiertas posteriormente.
Sant Francesc de Paula
     El templo en sí se reduce a una pequeña nave rectangular con unas diminutas capillas laterales cubierta por un tejado de doble vertiente. En su exterior se observan los contrafuertes con un campanario proporcionado que ocupa el centro del triángulo superior. La fachada principal está orientada a mediodía y tiene la puerta principal en el centro de arco de medio punto. El templo tiene una dimensiones 14x5x5 metros esta construida con piedras de arenisca unidas con mortero de cal y revestida de cal.
     Su origen se remonta al año 1785 en que el obispo Abad y Lasierra realizó la reforma parroquial. Se construyo para cubrir las necesidades religiosas de los trabajadores de la salinera. Esta iglesia puede considerarse una de las más sencillas de toda la isla de Eivissa.

     La disminución de la mano de obra necesaria para la extracción de sal y a la construcción del aeropuerto de Ibiza, supuso desaparición de varias familias que habitaban en la zona, lo que ha provocado que actualmente no se celebre culto.

Torre d'en Rovira o de Comte
     Su construcción se realizó en piedra de arenisca unidas con mortero de cal, tiene un aspecto cónico, su entrada era por el primer piso, pero luego fue modificada a la plata baja. Le falta el garitón (donde se cobija la vigilancia de guardia) de la plataforma y el matacan (voladizo que se usaba para lanzar proyectiles), conservando aún las cuatro ménsulas (repisas).
     Fue proyectada por Ballester en 1756 pero hasta el 26 de octubre de 1763 no se terminó la obra.
     A principios del siglo XIX poseía artillería propia. En los casos de urgencia llegaba a disponer de 8 soldados. Estaba considerada como una torre de gran importancia junto con la Torre del Pirata.

Entorno: Se levanta sobre la costa a una cota 12 m, teniendo un paisaje privilegiado sobre la bahía de San Antonio, isla de sa Conillera, los islotes de ses Bosc y de s' Espartar. Su entorno es natural de carácter rural con un paisaje rocoso y de escasa vegetación y un poco más alejados se encuentran sabinas y pinos silvestres.

Función: Ejercía una función de salvaguardia del puerto de San Antonio ya que las islas que estan enfrente eran lugar de escondite de los piratas musulmanes.

Localización: Se encuentra situada en el pueblo de San Agustín (San Jose de sa Talaia). Su acceso es por la carretera de San Antonio a San José, desvío a Cala Tarida y antes de llegar a la playa de Comte, hay un desvío de tierra hasta las proximidades de la torre.
Torre des Savinar, des Jueu o des Pirata
     Es una edificación cónica de dos pisos, realizada en mampostería de piedra caliza. La planta baja presenta dos partes: una es la rellena y maciza que es la que se halla orientada hacia el mar; la otra, a su vez, se halla dividida en dos partes, de diferente tamaño: la más pequeña era el polvorín y la mayor la que presenta la escalera de caracol que conduce a la planta superior. La parte superior queda descubierta con un pequeño saliente a modo de torreón que se utilizaba para la defensa de la puerta. Un conducto comunicaba este torreón con un acceso inferior por el que lanzar todo tipo de armamento, mientras los defensores quedaban a cubierto de los atacantes.

Entorno: Se halla sobre un acantilado de 200 metros sobre el mar y enfrente además se situan los espectaculares islotes de es Vedrà y Es Vedranell. Es la torre más alta de todas las torres ibicencas. Se puede divisar , en algunos momentos, las costas de la península española

Función: Se trata de una torre de vigilancia de costa contra las incursiones piratas de los berberiscos aunque podia disponer de artillería defensiva.

Localización: Se encuentra situada en el municipio de San Josep y pertenece a la parroquia de Es Cubells. Su acceso es por la carretera de Ibiza a San Josep, desvío de Es Cubels y después coger la carretera a Cala D'Hort. Por un sendero anunciado se llega hasta una plataforma y después por una senda de monte se llega hasta la torre.
     Fue diseñada por el Ingeniero Director del Reino de Mallorca Juan Ballester en 1756, pero su construcción no se finalizó sino hasta el 26 de octubre de 1763. Se puede bajar por los senderos hasta las míticas cuevas y ver la pintura del buda que datan de los años 60-70 en la epoca hippy de ibiza. Siguiendo el sendero llegaremos a “atlantis” una antigua cantera de piedra de “marés”, la piedra con la que se hicieron las murallas del castillo.
     Es conocida con el nombre de Torre des Sabinar, del cabo del Jueu y Cabo de la Oliva. Actualmente se la conoce vulgarmente como Torre del Pirata desde que en 1908 se publicó la novela “Los Muertos mandan” de Vicente Blasco Ibañez.
Torre de ses Portes
     Se trata de un edificio defensivo de dos plantas construido en el siglo XVI. Esta realizada con mampostería de piedra caliza, con sillarejos y unidos con mortero de cal. La estructura de su cuerpo es troncocónica y cuenta con dos plantas con bóveda interior y una plataforma superior. Una escalera de caracol conduce desde la planta baja a la plataforma, sus peldaños son de una sola pieza.

Entorno:Esta situada al borde de la costa sobre una cota de 11 metros sobre el nivel del mar. Esta rodeada de pinos, sabinas, jaras y monte bajo y desde su mirador hay unas magnificas vistas sobre el paso de es Freus, pequeño estrecho que separa las islas de Ibiza y Formentera y las islas de Portes.

Función: La misión de esta torre era cooperar con la torre del Espalmador( en Formentera) en la defensa de la zona de pesca de la playa de Cova Larga (actualmente Las Salinas) y la playa del Cavallet. Disponía de dos torreros ya que se la dotó con dos cañones: uno de 12 y otro de 8.

Localización:Se encuentra situada en el Municipio de San Josep dentro del Parque Natural de Ses Salines, entre las playas es Cavallet y ses Salines. Para acceder hasta la torre se puede ir hasta la playa es Cavallet (antes de llegar a la noria de la salinera, hay un camino de arena que parte la playa y los estanques de la salinas) o por la playa de ses Salines (Dando un paseo de un poco mas de 30 minutos por el Parque natural de Ses Salines)
     Su exterior es liso y sin adornos, solamente destacan las cuatro troneras para ventilación y una puerta-ventana en el primer piso que debió de abrirse en el siglo XVIII para adecuarla a las necesidades de la defensa de la artillería.
Torre des Carregador de sa Sal o de Sal Rosa
     Se trata de un edificio defensivo de dos plantas construido en el siglo XVI con forma cónica. Obra del ingeniero civil Juan Bautista Calví 1575. Está edificada con mampostería de piedra caliza, mediante sillarejos; unidos con mortero de cal, en la parte superior tiene un adorno formado por un cordón de piedra que rodea todo el perímetro.El agua de la lluvia de la cubierta es evacuada mediante tres gárgolas.

Entorno:Se encuentra situada a 19m sobre el mar. Desde su plataforma es observable a su derecha una pequeña cala, resto de lo que fue el histórico cargador de la sal, a la izquierda la playa d'en Bossa (contactada con la población de Ibiza) y enfrente se halla la isla de Formentera.

Función: La torre se construyó para la defensa y protección del personal que trabajaba en los cargadores de la sal ya que podia albergar entre 150 y 200 personas en su interior. La Universidad de Ibiza le asignó un cañón para su defensa.

Localización: Se encuentra en el municipio de San José dentro del Parque Natural de Ses Salines (en la playa d' En Bossa). Para acceder hasta la torre se puede ir hasta el final de la playa d'en Bossa y despues coger el camino para subir hasta la torre.
     La entrada se realiza por la planta baja por una puerta de madera protegida por un tronco para bloquearla. En su interior, una escalera de caracol recorre los dos pisos. En un principio la planta baja era de una sola pieza, pero en el siglo XVIII con el fin de adecuarla a las necesidades de la artillería, se construyó una pared para albergar el polvorín (por ese motivo se le construyó un respiradero agujereando los muros de la torre) y la otra habitación es la cámara principal, dispone de una hogar con chimenea y una alacena.

     Los nombre de la torre han cambiado a lo largo de los siglos: des Carregador, des Carregadoror Vell, des Carregador Roxo, de sa Sal Rossa.
Pozos, fuentes y Bailes
     Se conservan pocos pozos de agua, para el consumo humano y animal, de los perforados en tierra por árabes, romanos y por los diferentes pobladores que pasaron en épocas anteriores por la isla. Tienen un marcado simbolismo especial dentro de la cultura ibicenca, al haber sido lugar de reunión de los hombres y las mujeres jóvenes del campo, a los cuales les surgía la posibilidad de festejar, durante la primera mitad del siglo XX, cuando iban a buscar agua.

POU ROIG
Situado en la vénda de Cas Costas en la parroquia de Sant Jordi de ses Salines (no muy lejos de la iglesia), es un pozo de los que se conservan en relativo buen estado. El sarcófago que tiene (se cree que es de procedencia romana) se encontró en cas Serras de Baix, y se llevó posteriormente aquí. También dispone de una pica para dar de beber a los animales.
POU DES RAFALS
Situado en la carretera de Sant Josep de sa Talaia a Sant Antoni de Portamany, si se coge la desviación a la izquierda despues de Sant Agustí, se llega directamente.
FONT DES VERGER
Situada entre la carretera de Sant Josep de sa Talaia y des Cubells, hay que coger un desvio a la izquierda poco despues de dajar el pueblo de Sant Josep. El domingo 9 de agosto a las 20:30h. se celebra el encuentro en este pozo.
POU D´EN BENET
En el camino de Benimussa. El domingo, 26 julio, a las 20:30h se celebra el encuentro con gastronomia tipica, "ballades" y demás actos.
 

 

Poblado Fenicio de sa Caleta
     Sa Mola de sa Caleta es el nombre de la península plana que hay entre la playa des Codolar y el monte des Jondal. Aquí se intalaron lo primeros fenicios, procedentes de la península ibérica, de forma progresiva, desde el siglo VIII a.C. hasta convertir todo el espacio aprovechable en una gran núcleo urbano a lo largo del siglo VII a.C.
     El poblado en su origen tenía una extensión aproximada de cuatro hectáreas; era un área urbanística de tipo arcaico compuesta por gran número de unidades arquitectónicas cuyo conjunto configuraba una trama, en ocasiones irregular y, en otras, apuntando una línea de arquitectura más planificada. Se trata de un sistema de yuxtaposición de elementos, según necesidades, y sin atender a una planta prefijada, sin orden, como si el espacio se hubiera repartido entre los colonizadores.
    Entre todas estas estructuras arquitectónicas hay callejones estrechos y pequeñas plazas irregulares en los que se encontraban elementos comunales como un horno de pan y molinos de piedra arenosa, puede que para moler el grano. Aparece la cerámica a torno en diferentes formas, como ánforas, jarras y jarros, platos, lucernas, junto a otros utensilios de bronce para cocinar. También se localizan otros elementos como anzuelos de bronce, prueba de las actividades pesqueras, y piezas de telar, testimonio de la elaboración de tejidos.
     La metalurgia fue sin duda la principal actividad económica de los fenicios de sa Caleta. El mineral, sobre todo la galena, se fundía en el propio poblado para obtener plomo pero también se transformaba para la extracción de plata. Probable lo obtenian los mismos fenicios en la costa del levante peninsular y de las costas catalanas, donde lo intercambiaban por productos como vino, aceite y otros elementos económicos. Uno de los elementos de la economía de los fenicios era la explotación de sal, ya que el poblado está muy cerca de las salinas naturales de Ibiza.
    Sobre el año 600 a.C.. abandonaron sa Caleta de manera definitiva, y se instalaron en la bahía de Ibiza, donde fundaron la ciudad de Ibiza, un lugar que respondía mejor a las expectativas de organización y crecimiento. La declaración de Patrimonio de la Humanidad de sa Caleta, refleja la gran importancia del poblado como predecesor de la ciudad actual, su gran significado histórico.

    Con el establecimiento de sa Caleta, las Pitiüses, entraron en la historia y en la modernidad. Los fenicios trajeron a las islas conceptos nuevos y desconocidos, como la urbanística, la cerámica a torno, la metalurgia del hierro y la escritura, entre otros.
Asentamineto Punicorromano de ses Paises de Cala d'Hort
     Este conjunto monumental corresponde a las ruinas de un asentamiento rural de las épocas púnica y romana que fue fundado a mediados del siglo V AC y que continuó perviviendo en el alto y bajo imperio romano, la época de bizanco, llegando hasta el principio del siglo VIII de nuestra era. Está situado en un lateral de la carretera que lleva a cala d´hort, muy bien señalizado.
     Durante el siglo I el edificio principal llegó a adquirir la estructura y dimensiones propias de una auténtica vila romana con una extensión de cerca de 900 m2, la cual estaba organizada alrededor de un amplio patio cuadrado. La puerta principal, comunicada con el patio, se orienta hacia el sur, alrededor de este último había otras dependencias: la sala del "trull" (dotada de un molino para la trituració de las olivas) orientada al norte-est; una bodega y varios almacenes alargados a la parte sur
y, a las alas norte y de ponente, las cocinas, habitaciones y otras dependencias. Existe también una cisterna de grandes proporciones excavada a la roca, apreciable al extremo noroeste de la casa.

    Subiendo por el camino contrario a la vila romana se encuentra un museo etnográfico en el interior de una antigua casa payesa y detrás de ella, la necrópolis púnica.
     La necrópolis púnica se componía de veinte tumbas de tipo hipogeo (cuartos subterráneos tajadas a la roca con un pozo por acceder), algunas de las cuales llegaron a contener hasta dos sarcófagos de piedra de gres y numerosas piezas de ajuar de cerámica punicoebusitana, e importadas, navajas de afeitar, vasos de pasta de vidrio, escarabeus, etc. Desde la parte superior del conjunto se pueden contemplar dos fosos de la época bizantina dominadas por un espectacular paisaje con el islote des Vedrà delante.
    Este asentamiento fue excavado por los arqueólogos entre los años 1917 y 1982-1985.

Parque Natural de ses Salines
     El Parque Natural de ses Salines d'Eivissa i Formentera está situado entre las dos islas Pitiusas, se extiende desde el sur de Ibiza al norte de Formentera, incluyendo los islotes des Freus (s’Espalmador, s’Espardell, el islote des Penjats...) y ocupa un territorio aproximado de 2.838.44 ha terrestres y más de 13.000 marinas.

      Como espacio natural de especial interés engloba un conjunto de hábitats terrestres y marinos, con valores ecológicos, paisajísticos, históricos y culturales de primer orden a escala internacional como son los estanques de las salinas, las playas, los cordones dunares con sabinas centenarias, los acantilados y las costas rocosas.
Fauna: En el parque natural se han censado 210 especies de aves. Destacan las poblaciones de aves acuáticas, como los flamencos, la cigüeñuela, el tarro blanco, el chorlitejo patinegro y las aves marinas, como la gaviota de Audouin y la pardela balear. En la laguna Estany Pudent de Formentera se da una de las mayores concentraciones de zampullines cuellinegros de Europa. Otras especies destacables en el ámbito terrestre son la lagartija pitiusa, solo observable en estas islas y con subespecies diferentes en los islotes, el lirón careto o rata de sacoa blanca en Formentera, y diversas especies de caracoles y escarabajos endémicos.
    
Medio Marino: El medio marino representa el 75% del territorio del parque y se caracteriza por la importancia ecológica de las praderas submarinas de Posidonia oceanica. Esta planta marina, exclusiva de nuestro mar, favorece el mantenimiento de las poblaciones de peces y organismos marinos, oxigena las aguas, conservándolas limpias y transparentes, protege las playas del efecto erosivo del oleaje y mantiene la dinámica natural de los sistemas dunares. Estas praderas, las mejor conservadas en todo el Mediterráneo, están declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
    
Vegetación: El ámbito terrestre del parque natural acoge una magnífica representación de la mayoría de formaciones vegetales existentes en las islas Pitiusas, con unas 178 especies de plantas. Aparecen representados los pinares mediterráneos, los sabinares costeros, los salicorniares y la vegetación halófila que rodea las lagunas, así como los sistemas dunares y la vegetación litoral de los acantilados.
    
Cultura y etnología: Los vestigios de civilizaciones antiguas y las huellas históricas en las Pitiusas están presentes gracias a los restos hallados en el yacimiento fenicio de sa Caleta (declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO), y en las torres de defensa dispersas a lo largo de todo el litoral del Parque. La presencia de la milenaria industria salinera, con todo su valor histórico, cultural y socioeconómico, añade además, una singularidad paisajística de gran belleza y relevancia, perfectamente integrada en los ecosistemas naturales.
    
Reserva Natural de es Vedrà, es Vendranell y las islas de Poniente
     La reserva natural de Cala d´Hort, es Vedrà, es Vedranell i de los islotes de poniente se encuentra en el sudoeste de la isla de Ibiza, en el término municipal de Sant Josep de sa Talaia. El territorio protegido comprende islotes, medio marino, acantilados, torrentes, playas y campos de cultivo, bosques e importantes macizos montañosos entre los cuales se incluye la elevación más importante de la isla de Ibiza (sa Talaia), con 485 mts de altura sobre el nivel del mar.
Los islotes: Los islotes se caracterizan por estar sometidos a la influencia constante del mar y el viento, así como por la carencia de suelo. Son reserva natural desde el año 2002 y son nueve los que la conforman; es Vedrà, es Vedranell e illes de ponent; sa Conillera, s'illa d'es Bosc, s'Espartar y ses Bledes (4 islotes).
    
Fauna: Se trata de uno de los principales lugares de reproducción de aves marinas y rapaces. Ademas existe una gran variedad de animales invertebrados, especial relevancia tienen los caracoles del género Trochoidea y la lagartija pitiusa, protegida por diversas directivas europeas y nacionales, presenta subespecies endémicas en los diferentes islotes que se pueden determinar por los colores y tamaños que presentan.
    
Vegetación: Los principales endemismos vegetales presentes en los islotes son: Silene hifacensis, Limonium pseudoebusitanum, Asperula paui, Medicago cetrina, Diplotaxis ibicensis, Lamottea dianae, etc... Entre las especies singulares, destacan por su escasa presencia en el archipiélago el Palmito o la lletrera arbustiva. En la isla de Espartar tienen especial importancia las comunidades de esparto que conforman la extensión más grande de estas plantas en las Pitiusas.
    
Cultura y etnología: Ses Païsses de cala d'Hort es el emplazamiento púnico-romano de entre los que destaca una serie de valores arqueológicos. La finca pública de Can Sorá (casa-museo payesa) es otro emplazamiento en el que se pueden visitar y conocer como se vivia en la Ibiza antigua. En los islotes los restos de las actividades humanas quedan patentes con los faros, los restos de silos y la Torre des Savinar.
    

Rutas Deportivas
     El entorno natural del municipio, ya sea por su interior o por su costa, es ideal para la práctica de excursiones a pie:
PLAYA D'EN BOSSA-SES SALINES-ES CABALLETEs una ruta especialmente indicada para ciclistas, pese a que también lo es por hacerla a pie debido al trazado plano. La principal dificultad radica en su longitud, por lo cual un mismo será quien escoja el tramo recorrido. Lo más recomendable es dedicar una jornada entera a realizarlo.

La salida se encuentra en ell centro turístico de playa d'en Bossa, cerca del hotel Fiesta Palace. El recorrido abarca una visita a las playas des Codolar, es Cavallet y ses Salines, los estanques salineros y la torre de la punta de ses Portes. Las tres playas mencionadas disponen de bares y restaurantes para reponer fuerzas.
PLAYA D'EN BOSSA-SANT JORDI-SA-CALETA

El comienzo de esta ruta se realiza desde el hotel Fiesta Palace, en la playa d'en Bossa. Se trata de un camino largo y repuesto, la dificultad principal recae en la distancia, por lo cual se recomienda que vaya proveído de un gorro, si es verano; que también traiga agua y comida si no tiene intención de pararse a comer en alguno de los restaurantes que hay al camino.
SANT JOSEP - SA TALAIA
La orografía de la isla de Eivissa no se caracteriza precisamente por tener alturas importantes, pero este camino desemboca en la más grande que hay: la Atalaya de Sant Josep. Desde esta montaña, de 475 metros de altura, se ve toda la isla.

Los caminantes que inicien este trayecto duro y largo, encontrarán recompensado su esfuerzo con la pulcra panorámica que desde su cumbre se contempla: hacia el oeste hay la posibilidad de poder ver la costa de la península Ibérica, pese a que en verano con la calima que hay, es difícil su percepción.
CALA DE BOU - PLAYAS DE COMTE
Esta rutas comienza partiendo de la pequeña playa, en el centro residencial de Cala de Bou. Este itinerario, de longitud mediana, puede realizarse tanto en bicicleta como pie. Se recomienda dedicarle una jornada completa, especialmente si se hace andando. Tenga presente las recomendaciones generales mencionadas al comienzo: en época estival traiga gorro y agua. En esta zona las puestas de sol son realmente impresionantes, tanto en verano como nl invierno; si se queda a presenciarlas no olvide llevarse una linterna para el retorno. Estas playas disponen de bares y restaurantes.
     La isla de Eivissa por su clima benigno, características topográficas, abundancia de caminos y senderos, es ideal para la práctica de deportes durante todo el año. El MOUNTAIN-BIKE ha conseguido unir dos conceptos complementarios y cada vez más importantes en nuestra forma de vivir y pensar: el deporte y el contacto con la naturaleza. La objetivo de esta sección es mejorar el conocimiento de la isla de Eivissa con la práctica de este deporte, por ello el Consell de Eivissa y Formentera pone a nuestra disposición unas rutas con salida en este municipio:

Dificultad Baja Dificultad Media-Baja Dificultad Media-Alta Dificultad Alta
- Port des Torrent     - Ibiza Extrem

Para mas rutas ciclistas por este municipio puedes consultar las rutas de Sant Antoni de Portmany.
Mercadillo de Sant Jordi
Fiestas Patronales y Populares
     Cada casco urbano celebra las fiestas patronales alrededor del día de su patrón. A lo largo de la semana se organiza, mediante las diferentes asociaciones de vecinos y la ayuda del Ayuntamiento de Sant Josep de sa Talaia, toda una programación de actos culturales, gastronómicos y musicales. Estas fiestas cuentan con la participación no sólo de la gente de Sant Josep de sa Talaia si no que también hay un gran número de personas llegadas de los otros municipios de la isla. El mítico concierto de Sant Pere Rock, con la presencia de diferentes grupos de actualidad, la fiesta Flower Power en la plaza de la iglesia de Sant Josep, los conciertos organizados en Sant Agustí y es Cubells o la feria gastronómica son algunos de los actos de estas fiestas.
      La fiestas celebran el patrón de cada localidad. Estas, empiezan el mismo día de la celebración, por la mañana, con un repique de campanas de la Iglesia, para avisar del comienzo. Después se oficia una Misa solemne, con la mayoría de los habitantes del pueblo y con los visitantes que se hallan de paso por la Isla. Al finalizar la misa se celebra la procesión y un poco mas tarde se puede presenciar, en la plaza de la iglesia una “ballada pagesa” (bailes típicos), a cargo de la “colla” (grupo folklorico) de la localidad, ataviados con los trajes típicos ibicencos. Las fechas de las celebraciones patronales en cada pueblo son:

Sant Josep de Sa Talaia:
19 de marzo
Sant Jordi de ses Salines:
23 de abril
Sant Francesc de s´Estany:
2 de abril
Sant Agustí des Vedrà:
28 de agosto
Es Cubells:
15 de octubre (Santa Teresa)




Otras fiestas de interes:
Fiesta de la Mare de Déu: dia 15 de agosto
Fiesta de Sant Isidre: Mediados de mayo; patrón de la gente del campo. Se organiza una feria artesanal, agrícola y ganadera que cuenta con un programa de actividades que incluye desde una exposición de flores y plantas a la muestra de maquinaria agrícola, de animales y un mercado de verdura ecológica de Ibiza.
Ball Pagès
     Lejos de perder el folklore tradicional, Ibiza conserva y protege sus costumbres y es habitual que en acontecimientos y fiestas patronales de cada localidad haya demostraciones de este baile tradicional en los alrededores de las iglesias y en los pozos más antiguos (ballades).

      El "Ball Pagès" se caracteriza por el desgaste físico del hombre, mientras que la mujer muestra una actitud sumisa. El hombre gira alrededor de la mujer, a quien no le puede dar la espalda. La música se hace con el tambor, la flauta, las castañuelas y el espadón; siendo los “sonadores” los encargados de tocar los instrumentos de viento y percusión, y el “ballador” el encargado de las castañuelas. Los bailarines van vestidos con la indumentaria tradicional ibicenca y además las mujeres la decoran con la “emprendada” que son collares, joyas y cruces de oro (también van ataviados con pendientes y anillos)
     Hasta la década de 1930, los bailes, eran muy activos en toda la clase de fiestas familiares (matanzas, fiestas patronales, fiestas en los pozos, bodas…) pero después de esta década fueron considerados despectivos. En la época de la Transición se volvieron a recuperar como elemento de cultura autóctono y hoy en día son “les colles” (agrupaciones folclóricas) las que se encargan de llevarlas a cabo.
    Las “ballades” (bailes típicos) en pozos y fuentes se llevan a cabo en verano, y conmemoran la finalización de la recolecta y los trabajos del campo. También rinden culto al agua, de ahí que se celebren en los pozos y fuentes.

El calendario de las “ballades” en el municipio de Sant Josep de sa Talaia es:
  • Iglesia de Sant Josep de sa Talaia, sábado 11 de junio a las 21:00h
  • Pou d’en Benet, domingo 26 julio a las 20:30h.
  • Font des Verger, domingo 9 de agosto a las 20:30h.
  • Iglesia de Sant Josep de sa Talaia, sábado 15 de agosto a las 21:00h , Madre de Déu de agosto
  • Iglesia de Sant Josep de sa Talaia, sábado 22 d’agosto a las 21:00h
     En lo que respecta a los bailes, hay tres tipos de danzas tradicionales “sa curta”, “sa llarga” y “ses nou rodades” además, "les colles", han introducido en las ultimas décadas nuevos bailes, todas, variantes de “sa llarga” (“sa filera”, “ses dos balladores” y “es canvi de parella”). Y los trajes tradicionales; en las mujeres, dispone de la "gonella negra amb mantellina" (vestido de negro com mantillo), la "gonella negra amb capell" (vestido negro con sombrero), el vestido blanco (el mas usado en el baile) y el de color. En lo que respecta a la vestimenta masculina, también dispone de los trajes blancos, tanto el de "drap" como el de hilo y el traje de lana negro (gonella).
Vinos y licores Ibicencos
      Los ibicencos, sienten una auténtica devoción por los productos frescos y naturales. Antiguamente, las casas de campo se autoabastecian con su propia huerta, sus árboles frutales y su granja de animales y todavía existen muchos hogares que mantienen esta tradición.

     También, el mar, proporciona un surtido fabuloso de pescados y mariscos, que se pueden degustar nada más salir del mar. Y los bosques ofrecen deliciosos revollones que proliferan bajo la pinocha de los pinos o los espárragos que crecen por los laterales de las "feixas".

      El recetario ibicenco es rico en arroces, platos con ave o cordero, guisos, pescados horneados, repostería…En Ibiza se elaboran hoy en día numerosos productos gastronómicos como aceites de oliva virgen extra, vinos blancos y tintos, licor de hierbas, quesos, embutidos, mermeladas, miel… y aqui os detallamos la mayoria de ellos:
       Vino: La elaboración del vino la iniciaron los fenicios en el siglo VII aC y desde que los romanos introdujeron nuevas técnicas de cultivo se mejoraron los procesos de vinificación y el arte de la elaboración del vino para consumo propio. Esta tradición se ha transmitido de padres a hijos hasta hoy. La elaboración del vino se realiza en una prensa o pisando la uva dentro de un barreño, a partir de ahí se le añade azúcar y frígola y se deja macerar aproximadamente una semana en un barril para que tome sabor y alcohol. Se pasa a barriles para su posterior embotellación después de unos 2 meses.
 
 
     Frígola: La flor del tomillo se ha usado en Ibiza para muchas aplicaciones ya que contiene aceites esenciales muy aromáticos y tiene propiedades curativas. Pero además es el ingrediente básico de la "frígola", licor estomacal que suele prepararse al destilarse en aguardiente las hojas y flores del tomillo. Despues se le añade azúcar, se mezcla, se filtra y se guarda en botellas para que macere. El resultado es un licor dulce de color anaranjado, poco denso, muy aromático y de unos 30 º de graduación. Es digestivo, y se toma habitualmente después de las comidas, solo o con hielo.  
       Hiervas Ibicencas: Desde hace mucho tiempo, los pitiusos, conocian bien las propiedades medicinales de muchas plantas silvestres. Dadas las propiedades amargas de algunas de estas plantas, se fue añadiendo azúcar a las infusiones. Y esta costumbre se mantuvo para terminar elaborando las "herbes dolçes". La elaboración es simple y basta con macerar con anís algunas de estas hiervas: romero, yerba luisa, yerba buena, "frígola", laurel, hoja de limón, ruda, camamila, salvia, menta salvaje, astillas de enebro, corteza de limón e hinojo florido (la cantidad y tipo de hierbas varía según la receta de la casa). Después hay que guardar las botellas en un lugar fresco y seco durante un mínimo de tres meses.
 
Gastronomia (Platos típico Ibicencos)
      Los ibicencos, sienten una auténtica devoción por los productos frescos y naturales. Antiguamente, las casas de campo se autoabastecian con su propia huerta, sus árboles frutales y su granja de animales y todavía existen muchos hogares que mantienen esta tradición.

     También, el mar, proporciona un surtido fabuloso de pescados y mariscos, que se pueden degustar nada más salir del mar. Y los bosques ofrecen deliciosos revollones que proliferan bajo la pinocha de los pinos o los espárragos que crecen por los laterales de las "feixas".

      El recetario ibicenco es rico en arroces, platos con ave o cordero, guisos, pescados horneados, repostería…En Ibiza se elaboran hoy en día numerosos productos gastronómicos como aceites de oliva virgen extra, vinos blancos y tintos, licor de hierbas, quesos, embutidos, mermeladas, miel… y aqui os detallamos la mayoria de ellos:
       Bullit de Peix: En una tierra marinera como Ibiza no podían faltar las recetas elaboradas con los manjares que proporciona el mar. Se trata de un delicioso guiso de patatas con pescados y un poco de verdura. Los pescado varían entre mero, emperador, gallo y raya entre otros. Se cocina en una "greixonera", la típica cazuela de barro de las Illes Balears.  
       Borrida de Rajada: Un exquisito y tradicional plato del Mediterráneo, muy arraigado en la gastronomía popular de Ibiza y Formentera, donde se prepara de forma muy especial. En las Pitiusas, la raya (rajada) es protagonista de varias recetas. Se prepara con trozos de este pescado, marinados con sal y zumo de limón, que luego se enjuagan y hierven en muy poca agua. Aparte, en un mortero, se pican dos cabezas de ajo, una galleta o pan tostado, perejil, almendras tostadas y pimienta. Se mezcla esta picada con huevo batido y aceite, y se esparce sobre los trozos de raya, dejándolo cocer todo a fuego lento.  
       Sofrit Pagès: Un plato contundente de Ibiza y Formentera, que se hace con patatas, carne y especias. Se elabora preparando primero un buen caldo de gallina y cordero. Luego se hace un sofrito con manteca de cerdo, ajo, sobrasada, botifarró, perejil y patatas cortadas a dados. Cuando están bien fritas, se añaden unas cucharadas del caldo, la carne hervida y troceada y especias al gusto como sal, pimienta, canela, azafrán, ajo, pimientón, perejil, clavo, azafrán y/o pimienta... (dependiendo del cocinero) Y se deja cocer todo a fuego muy lento hasta que el caldo se ha reducido.  
       Arroz de matanza: Es un plato muy popular en Ibiza, típico de las casas donde todavía se lleva a cabo la matanza del cerdo y en las antiguas bodegas; convertidas hoy en dia en excelentes restaurantes de cocina tradicional. Se elabora en una olla, un caldo, troceando menudamente y sofriendo, asaduras y despojos de cerdo (lo que no es propiamente carne), cebollas tiernas y pimiento, todo ello condimentado con unas ramitas de hinojo, ajo, laurel y guindilla. Cuando ya esta todo en la olla y el caldo este preparado, se añade el arroz.  
       Ensalada Pagesa: La gastronomía tradicional pitiusa proviene de una sociedad en la que se aprovechaba al máximo los recursos naturales que ofrecía la propia isla: las huertas y la ganadería eran y son unos de los mas importantes. Para su elaboración basta con mezclar en un bol todos los ingredientes: pimientos rojos asados en tiras, patatas hervidas en tacos, huevo cocido, pimiento verde, tomates y cebolla troceados en tacos. Aliñar con sal y abundante aceite de oliva.  
Postres Típicos Ibicencos
      Los ibicencos, sienten una auténtica devoción por los productos frescos y naturales. Antiguamente, las casas de campo se autoabastecian con su propia huerta, sus árboles frutales y su granja de animales y todavía existen muchos hogares que mantienen esta tradición.

     También, el mar, proporciona un surtido fabuloso de pescados y mariscos, que se pueden degustar nada más salir del mar. Y los bosques ofrecen deliciosos revollones que proliferan bajo la pinocha de los pinos o los espárragos que crecen por los laterales de las "feixas".

      El recetario ibicenco es rico en arroces, platos con ave o cordero, guisos, pescados horneados, repostería…En Ibiza se elaboran hoy en día numerosos productos gastronómicos como aceites de oliva virgen extra, vinos blancos y tintos, licor de hierbas, quesos, embutidos, mermeladas, miel… y aqui os detallamos la mayoria de ellos:
     Salsa de Nadal: Es todo un símbolo y una tradición de esta época del año(Navidad). Se prepara una vez al año en grandes cantidades, y se consume durante los días de Navidad, como postre o aperitivo, mojando en ella bizcocho llamado "bescuit de Nadal". La salsa se elabora a partir de un caldo de carne que se mezcla con pasta de almendras, azúcar, canela y especias. El resultado es una salsa líquida, más o menos espesa.  
       Buñuelos: Este tipo de dulce, casi siempre, aparece en las fiestas y celebraciones. Se elaboran con una pasta hecha a base de harina, huevo batido, rayado de limón, leche, azúcar y patata. Se mezcla todos los ingredientes hasta que queden bien integrados. Entonces se calienta abundante aceite en una sartén honda, y se fríe la masa dejándola caer a cucharadas. Una vez listos y tibios se espolvorean con azúcar.
     Orelletes: Antiguamente se preparaban sólo para festejar eventos, como bodas y otras celebraciones, pero hoy pueden encontrarse en las pastelerías y hornos de las islas durante todo el año. Su nombre proviene de su singular forma, similar al contorno de una oreja. Curiosamente, en algunas poblaciones confeccionan este dulce dándole una presentación característica propia en forma de flor. Se elaboran con una mezcla de huevos, harina, licor de anís, azúcar y aceite de oliva. Una vez obtenida la masa, se les da forma y se fríen a fuego lento, en aceite muy caliente. Cuando están frías se espolvorean con azúcar.
     Flaò: Antiguamente, cada plato típico de las pitiüses se consumía en una determinada época del año y este está asociado a las fechas de Pascua y se preparaba para el domingo de Resurrección. Se prepara en un molde o "flaonera" extendiendo la masa (compuesta de harina, agua, aceite, manteca de cerdo y un pequeño chorro de anís) de consistencia más bien dura, en capa fina. En un recipiente se mezclan todos los ingredientes del relleno (compuesto por huevos, azúcar, queso y unas hojas de hierbabuena) y se vierte sobre la masa. Se hornea a temperatura moderada de 30 a 40 minutos y, una vez frío, se cubre con una capa de azúcar molido.
     Greixonera: Este dulce típico de las pitiusas se atribuye a las celebraciones familiares y era una receta utilizada para aprovechar las ensaimadas del día anterior. Podría definirse como un "pudding" perfumado con canela. Los ingredientes utilizados son las ensaimadas, huevos, leche, azucar, limón, canela y mantequilla. Todo esto se mezclan y se echan en una "greixonera" o cazuela de barro plana. En un horno a temperatura moderada se cuece durante media hora. Antes de desmontarlo hay que dejar que se enfríe; después se espolvorea con canela en polvo.
Gastronomia Típica Variada
      Los ibicencos, sienten una auténtica devoción por los productos frescos y naturales. Antiguamente, las casas de campo se autoabastecian con su propia huerta, sus árboles frutales y su granja de animales y todavía existen muchos hogares que mantienen esta tradición.

     También, el mar, proporciona un surtido fabuloso de pescados y mariscos, que se pueden degustar nada más salir del mar. Y los bosques ofrecen deliciosos revollones que proliferan bajo la pinocha de los pinos o los espárragos que crecen por los laterales de las "feixas".

      El recetario ibicenco es rico en arroces, platos con ave o cordero, guisos, pescados horneados, repostería…En Ibiza se elaboran hoy en día numerosos productos gastronómicos como aceites de oliva virgen extra, vinos blancos y tintos, licor de hierbas, quesos, embutidos, mermeladas, miel… y aqui os detallamos la mayoria de ellos:
     Panades i robiols: Las "panades" son pastas de masa sin levadura con forma de caja cilíndrica y con cubrimiento hecho de la misma masa. El relleno puede ser de carne, pescado o guisantes, aunque las más típicas son las elaboradas con carne de cordero, que en los días de Pascua es más sabrosa. Las "panades" de pescado eran más típicas de la Cuaresma. Los "robiols" son piezas de pasta de harina fina pastada con aceite, manteca y huevo, de forma semicircular y rellenas de confitura, requesón, crema o cabello de ángel. Se consumen por Pascua ya que según la tradición cristiana no se puede comer carne los últimos dias de la Cuaresma.
     Panellets: Cada primero de noviembre, día de Todos los Santos, las familias se reúnen para rendir culto a sus antepasados visitándolos en el cementerio, adornando sus lápidas con flores y degustando los postres típicos de tan señalada fecha. Los "panellets" son un producto de repostería realizado con almendra, azúcar y huevo y de gran consumo en las fechas próximas a Todos los Santos. Su masa es un mazapán al que se le añaden diferentes frutos secos (piñones, rayadura de coco, cobertura de chocolate...) que generan diversas formas y sabores.  
     La sobrasada se ha convertido en una de las señas de identidad de Ibiza. Nace de la necesidad de conservar la carne del cerdo y ss sin duda el producto más apreciado de las matanzas. Para hacer la sobrasada se elige la carne de mejor calidad, se corta, se le añade un poco de tocino (xulla) y se pica todo para que pueda mezclarse bien con el pimentón dulce, pimentón picante al gusto y sal. Despúes se mete toda la mezcla en los intestinos, previa limpieza de ellos, y se cuelgan para que empiece su transformación: pierden humedad, la masa se condensa y gana en aroma, sabor y color rojo. Pasado cierto tiempo ya tienen su aspecto característico y ya puede ser consumido. (Elemento rojo de la imagen)
El "butifarró" es otro producto que se elabora en las matanzas, estas se hacen con las partes llamadas sanguinosas: el corazón, la papada, el hígado, y la sangre. El proceso es similar al de la sobrasada: se pica, se adereza con varias especies y se embute en el intestino de cerdo. (Elemento negro de la imagen)
       Coca de Pebrera: La coca es una forma de preparar platos con mucha tradición en todo el Mediterráneo. Se invento para aprovechar la masa de pan que no se había hinchado. En vez de desechar esta masa, se cocían plana. Esta compuesta principalmente de pimiento rojo, tomate, cebolla y ajo. Con todo esto y un chorro de aceite de oliva se cuece al horno.  
       La miel Ibicenca tiene una calidad excelente, por la flora variada del mediterráneo y de la isla en particular, con mucha presencia de romero, alfalfa, tomillo, lavanda, naranjos... con una tradición milenaria y unas características fisicas, quimicas y organolépticas (sabor, textura, olor y color) dependiendo del tipo de miel. Una miel con todas las propiedades de la flora de la isla.